Author Details

La historia del cine como espectáculo comenzó en París el 28 de diciembre de 1895. Desde entonces ha experimentado una serie de cambios en varios sentidos. Por un lado, la tecnología del cinematógrafo ha evolucionado mucho, desde sus inicios con el cine mudo de los hermanos Lumière hasta el cine digital del siglo XXI.

Desde entonces la “pantalla grande” no había tenido interrupciones tan largas y masivas por todo el mundo. Sus aficionados esperan este nuevo comienzo para volver a disfrutar la reapertura post pandemia que los lleva a la infalible fórmula: cine + cena. El disfrute de sus actores, la puesta en escena y el soundtrack es parte de la magia esperada.

Para esta primera etapa, te recomiendo no llevar aún a los niños ya que se aceptará la presencia de grupos hasta seis personas y deberán tener una distancia entre 1,5 y 2 metros con el resto de los espectadores por lo tanto serán difíciles de controlar. Recordá, son niños y buscan cómo distraerse. Si tu intención es llevarlos igual, un recurso “salvador” sería comprar a cada uno su golosina favorita como incentivo para mantener un buen comportamiento, excepto que estés viendo la última película de Disney.

Si optas por arribar al complejo de la mano de tu pareja, es un acto de cortesía permitir el ingreso de la dama primero. Si es tu primera cita con alguien que intentas seducir, nunca evidencies de tu billetera un cupón de 2×1 para el ticket o tarjetas de créditos que suman millas para volar en tus próximas vacaciones. Si ya estás casado, sacá todo lo que gustes.

Leer  Cómo Aumentar Tus Habilidades Fotográficas

El paso obligado por el drugstore es el examen a tu educación, si invitaste a tu esposa, relax, ella ya conoce las reglas de la economía de tu hogar. Si estás en la etapa de conquista y sos el hombre, le ofreces sutilmente unos snacks de los cuales podes pagar. Si ella se conduce por la vida con la bandera feminista, permitile que abone su parte, pero por detrás comprale su chocolate favorito. Esa maniobra manifiesta que estás presente en sus gustos. Esta situación debe ser lo más corta posible ya que no existe nada más molesto para el cinéfilo estar acomodado en su lugar compenetrado en la historia cuando unas figuras en sombras se aparecen por delante o le piden que se incorpore para poder encontrar sus lugares.

La puntualidad se convierte en regla de oro cuando vamos al cine ¿El plus diferencial? Tratar con amabilidad a la persona encargada de la caja por más que estés llegando tarde al estreno. Tampoco ambiciones adelantarte de tu posición en la fila tanto a la entrada como en la salida. No levantar la voz e intentar calmar a los niños, los pasillos de cualquier cinema son la previa al silencio absoluto.

Si nos ponemos en la situación de estar en la sala de cine y tener, en medio de la película, la necesidad de ir al baño, es recomendable que vayas antes de salir de casa, así reducís las posibilidades de tener ganas y molestar a toda tu fila para abrir paso hasta el pasillo.

En esta nueva normalidad, solo se permitirá mover el tapabocas para consumir. A nadie le gusta escuchar al de lado mordiendo papas fritas o comestibles tostados. Ni hablar de masticar chicles excesivamente y alimentos que despiden ciertos olores. A la hora de terminar con tu bebida, apóyala a tu lado sin buscar si quedó alguna última gota, ese ruido suele ser irritante.

Leer  Creo en la satisfacción

Siguiendo la línea de exabruptos, sucede cuando las personas consideran al cine como un lugar de reunión generando una conversación constante sobre lo que transcurre en la película. Se han evidenciado casos donde hay quienes optan por patear el respaldo del de enfrente para callarlos.

Algunos introducen los pies entre la separación de las butacas y los acomodan sobre el apoyabrazos de la silla ajena. Habría que establecer reglas claras sobre los derechos territoriales, así no solo no se producen estos casos o la tradicional guerra de codos.

Comportarse adecuadamente en las salas incluye silenciar tu teléfono móvil y no prender la pantalla, pareciera absurdo recordarlo pero todavía sucede que suenan los celulares en medio de la película o la personas se ponen a chatear en medio de ella. Sépase, que estas normas son de educación general y sobre todo de respeto a aquellos cinéfilos que se quedan en la sala hasta que pasen el último crédito de la película.